Nueva espuma de limpieza facial! ¡ CONOCE LA NUEVA ESPUMA DE LIMPIEZA FACIAL DE BENDITA MURTA !

Artículos Saludables

Versatilidad: La clave de la moda sostenible

Versatilidad: La clave de la moda sostenible

Conversamos con Colomba Urruticoechea, Fundadora de CN Asesoría (https://www.instagram.com/cnasesoria/)

Al año se usan 70 millones de barriles de petróleo para el proceso de confección de ropa a nivel mundial. El agua que se usa para producir una sola prenda es la misma cantidad que ingiere una persona entre 10 y 20 años. La fibra tarde más de 200 años en descomponerse. 

Aunque parezca una locura, al año se producen 62 millones de toneladas de prendas de ropa en el planeta y se estima que nuestro consumo se ha elevado a un 400 % más que hace dos décadas. A nivel mundial, según la Revista Forbes, compramos aproximadamente 100 billones de prendas nuevas. Este masivo sistema productivo surgió en los años setenta; Las grandes empresas textiles y de moda adoptaron un modelo de fast fashion a low cost, donde la calidad y la vida útil del producto bajaron tal como el precio. 

Se crea un ciclo de producción imparable y constante, donde se fabrica ropa que nunca vende, dado que la cantidad de prendas es mucho mayor que la cantidad de consumidores. Esto hace que muchas tiendas de retail, desechen la ropa que no venden para dar lugar a nuevas colecciones.

No solo las tiendas de ropa botan los productos que les sobran o que no les sirven, sino, que nosotros como consumidores hacemos lo mismo, y muchas veces, aunque no queramos, simplemente porque la calidad de la ropa es bajísima y toda la industria de vestir se ha vuelto imparablemente desechable.

Abrir el clóset y usar lo que tenemos se ha vuelto todo un desafío. Colomba Urruticoechea, fundadora de CN Asesoría, junto a su socia Natalia Eva Mesías, ambas expertas en moda hace más de 13 años, se encargan de buscar un look personalizado para cada persona. Conoce más sobre CN Asesoría aquí (Linkear a: http://cnasesoria.cl/)     

En Guava baya conversamos con Colomba acerca de diseño y sustentabilidad. 

Sabemos que el impacto de la industria textil es muy alto y produce grandes niveles de contaminación medioambiental en todo su proceso de creación productiva. ¿Cómo podríamos vestirnos a la moda y generar el menor impacto posible en nuestro entorno? 

Nosotros en nuestras asesorías siempre tratamos de promover una compra eficiente, y esta compra eficiente se logra después de que nos conocemos a nosotras mismas, y así, en base a eso podemos elegir las prendas que más nos resalten. Si hacemos una compra eficiente, vamos a lograr comprar menos y no caer en tener mucha ropa en el clóset sin usar. Entonces, a través de esto, buscamos que nuestras clientas lleven a cabo una compra a conciencia, donde reine la versatilidad, y el producto que compres tenga múltiples usos y combinaciones. La base para no caer en el exceso ni en la compra compulsiva, es aprender a conocernos nosotras mismas, dejando de lado la ansiedad y elegir la calidad por sobre la cantidad. 

El modelo imperante en grandes tiendas significa vender colecciones con diseños innovadores a low cost, pero de manera proliferada. Las colecciones de ropa se vuelven desechables, fomentando el consumismo excesivo. ¿Cuál es el mayor desafío al momento de instar a tus clientes o clientas a utilizar lo que ya tienen en su clóset?  

Esta compra impulsiva, sin pensar, comprar por que esta de moda se ha fomentado mucho con la llegada de estas grandes multi tiendas low cost. Insisto. El desafío de hoy es incentivar a la clienta a conocerse a sí misma, para así aprender a no comprar por comprar, sino detenerse un segundo y pensar ¿es esto mi estilo? ¿esta prenda me representa? Y una vez que hacemos ese ejercicio logramos bajar este nivel de ansiedad y el camino se define, y se hace más fácil salir a comprar o usar lo que tenemos sin caer en excesos.                 

La ropa americana, o de segunda mano, surgió como una alternativa para hacer frente a este problema porque alarga el ciclo de vida de la prenda. Sin embargo, muchas personas no creen que ésta sea una solución real, ya que quienes compran ropa usada lo hacen en fardos y luego seleccionan "lo mejor" y lo demás lo desechan. ¿Qué opinas tu al respecto?

Yo pienso que es una excelente solución. Desde mi punto de vista, tanto las tiendas por recibir ropa usada y crear nuevas prendas, o esta idea de “trae tu jeans antiguo y te doy otra prenda” o simplemente el tomar la decisión nosotras mismas de ir a comprar ropa usada, es un tremendo aporte. Obviamente, creo que si compras de forma masiva y luego lo eliminas haces que se pierda toda la lógica de esta buena práctica. Por mi parte, espero, que ojalá sigamos fomentando el alargar el ciclo de las prendas y que las tiendas puedan crear un espacio donde reciclen ropa y le den una nueva vida a cada pieza

Gracias por ser parte de esta comunidad, hasta el próximo GuavaNews!

Dejar un comentario