Yoga como Estilo de Vida

 
Yoga es una disciplina originaria de la India, la cual tiene como objetivo la liberación del alma a las ataduras con la materia para encontrar esa felicidad. El yoga es una práctica llena de sabiduría que abarca cada aspecto del ser de una persona, le enseña al individuo a evolucionar mediante el desarrollo de la autodisciplina, por esto el significado de la palabra proveniente del sánscrito “Yoga”, la cual significa unión, unión del cuerpo, mente y alma.
 
Yoga como palabra engloba mucho más que solo la práctica física de asanas, como la mayoría lo conoce, en realidad esta es solo una pequeña parte. Yo veo el yoga como una filosofía de vida, llena de conocimiento de aprendizajes, es una filosofía que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu.
 
Las asanas o posturas son solo una entrada a este camino de la transformación. El yoga tiene ocho miembros o etapas a cumplir en el camino hacia la felicidad y amor puro.
 
1.- YAMA  
primer paso, el cual está formado por principios éticos en cómo mi “yo” se relaciona con el resto, con lo que lo rodea.

Ahimsa: no violencia. No desear herir en palabra, pensamiento u obra al otro.
Satya: veracidad. Ser sincero y honesto, no mentir.
Asteya: no robar. Ni aprovecharse de una situación que alguien nos ha confiado.
Brahmacarya: continencia sexual. No implica no estar en pareja o estar en abstinencia, sino a no desperdiciar la energía sexual, ya que es inmensamente poderosa.
Aparigraha: no codicia. Recibir exactamente lo que es justo, sin aferrarse a bienes materiales ni a pensamientos o emociones.
 2.- NIYAMA
Describe las disciplinas individuales y la relación que uno tiene consigo mismo.
Sauca: limpieza. Tanto externa como interna. Una alimentación equilibrada, pensamientos puros, la práctica de asanas y pranayamas limpian el cuerpo internamente.
Santosa: contento. Desarrollar un sentimiento de contentamiento, independientemente de los resultados de nuestras acciones.
Tapas: autodisciplina. Elimina las impurezas del cuerpo y la mente. Asana y pranayama ayudan a eliminar estas impurezas.
Svadhyaya: autoconocimiento. Reflexión y auto observación que lleva al desarrollo espiritual.
Isvara pranidhara: Entrega y renuncia. Libera al practicante de los deseos mundanos.
  
3.- ASANA
Significa pose o postura, es una de las más conocidas en el mundo entero.
Las asanas son posiciones específicas del cuerpo que limpian los canales energéticos y equilibran el flujo  de la energía en el organismo. Controlando el cuerpo, se aprende a manejar la mente; las asanas son herramientas para acceder a estados más elevados de conciencia.
 
4.- PRANAYAMA 
“Prana” significa energía vital y “yama” control o manejo. Es el control, la armonización y la integración de la energía a través de la regulación de la respiración. Las técnicas de respiración se utilizan para influir en el flujo de prana en los nadis o canales de energía del pranamaya kosha o cuerpo energético.
 
5.- PRATYAHARA 
Capacidad que tenemos de cerrar nuestros sentidos, nos alimentos de lo que vemos, comemos o sentimos desde el exterior. Con la práctica los sentidos dejan de depender de los estímulos externos y se posee mayor control de la percepción y la conciencia.
 
6.- DHARANA
Concentración hacia un punto específico, este puede ser un drishti, mantra o respiración. Es la atención de la mente sobre un objeto donde la mente  se aquieta para lograr este estado de completa absorción.
 
7.- DHYANA
Meditación profunda y sostenida, manteniendo la mente en el presente.
 
8.- SAMADHI
Estado de conciencia elevado, donde se trasciende de manera permanente.  En este estado el meditador se funde con el objeto de concentración, la individualización de la conciencia termina y se convierte en conciencia universal y colectiva, último de estado de yoga, la unión.
 
 
 
Desde la experiencia personal, la práctica de esta disciplina e integrar como estilo de vida, dentro y fuera del mat. Hoy me veo a mi misma de forma más nítida, me permito ser vulnerable, me permito experimentar todas las emociones, se quien soy y que quiero, he aprendido a abrazar mis defectos y virtudes, a ser más empática y tolerante, a aprender a perdonar desde el amor y podría seguir por horas escribiendo toda las enseñanzas que me ha entregado. Ha sido un proceso sumamente transformador, ha cambiado la relación que tenía conmigo y con el resto. La esencia del yoga es despertar la conciencia, para llegar a un estado de transformación mental primero y espiritual después.

Artículo escrito en Colaboración con:

Maria Gaziano
Instructora de Yoga
   @Guardianadelatierra
Gracias por ser parte de esta comunidad, hasta el próximo GuavaNews!
 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados